viernes, agosto 11, 2017

Partidas económicas destinadas a obras sí han disminuido por la crisis: Navarrete



Por la crisis económica que vive el país, este año ha sido muy complejo toda vez que disminuyeron drásticamente algunas partidas económicas que tienen que ver con la obra pública, reconoció el titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano, Obras Públicas y Ordenamiento Territorial del gobierno estatal, Rafael
Navarrete Quezada.
El funcionario estatal apuntó asimismo que afortunadamente hasta el momento las lluvias no han afectado ni puentes ni la red de carreteras federales y autopistas de la entidad, pero que además hay la indicación precisa de que la obra pública tenga el menor retraso posible a consecuencia de las precipitaciones pluviales.
En cuanto a la situación financiera, Navarrete Quezada indicó que desafortunadamente por la crisis económica el gobierno federal tuvo que aplicar algunos recortes presupuestales, por lo que lógicamente disminuyeron drásticamente algunas partidas económicas que tienen que ver con la obra pública.
A manera de ejemplo, el secretario de Obras Públicas citó que el Fondo Metropolitano disminuyó a 34 millones de pesos, contra los 100 millones de pesos que manejó el año pasado, en tanto que del Fondo Regional, que en el 2016 beneficio a Guerrero con mil 400 millones de pesos hasta ahora no ha llegada nada, pero además “hay varios fondos de los que se desconoce qué vaya a ocurrir con las inversiones por ser el 2017 un año difícil financieramente hablando”.
Señaló que uno de los pocos programas que mantuvo este año la misma inversión que en el 2016 es el de Rescate del Acapulco Tradicional, además de que el gobernador Héctor Astudillo Flores hace gestiones ante el gobierno federal para que Guerrero sea beneficiado con recursos económicos adicionales.
En cuanto a las afectaciones a la obra pública durante esta temporada de lluvias, Navarrete Quezada indicó de entrada que afortunadamente los puentes y la red carretera federal y las autopistas del estado no han sido afectadas, más que con algunos derrumbes o deslaves que son leves que no han puesto en riesgo la circulación vehicular
Aclaró sin embargo que la dependencia a su cargo no cuenta con una partida presupuestal exclusiva para atender afectaciones a la infraestructura carretera, aunque de ser necesario se buscaría financiamiento de alguna bolsa económica, o recurrirían a la ayuda del gobierno federal.
Eso sí, apuntó que todo el personal de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas así como las demás dependencias del ramo están en alerta para atender con oportunidad las contingencias que lleguen a presentarse por las lluvias: “todos estamos al pendiente, todos tienen oportunamente información meteorológica con la indicación precisa de que la obra pública tenga el menor retraso posible por las lluvias”. (Baltazar Jiménez Rosales)

No hay comentarios.: