sábado, agosto 12, 2017

Ex elementos de la Policía Estatal se dicen amenazados de muerte



Ex elementos de la Policía Estatal, quienes fueron despedidos por participar en un paro de labores, denunciaron ser víctimas de amenazas, agresiones y acoso, por parte de hombres armados, que les  “invitan” a cesar sus protestas y exigencia de restitución laboral, pues  “de lo contrario serán asesinados”, dicen que
les dijeron.
En conferencia de prensa que ofrecieron en la explanada de la Comisión Estatal de Defensa de los Derechos Humanos, los ex uniformados relataron que hace tres días un grupo armado "levantó" y torturó al hermano de uno de sus compañeros y con él les enviaron el mensaje de que abandonen su movimiento o a todos les pasará lo mismo.
“Lo levantaron, se lo llevaron, lo maniataron y le dijeron; dile a tu hermano policía y que le diga a los demás compañeros que le baje de huevos, que no se metan en ese asunto que están llevando, es asunto delicado y bájenle de huevos”, a pesar de ello insistieron en que continuarán su lucha pacífica y legal para demandar el respeto de sus derechos laborales porque no están pidiendo nada que no les corresponda por el servicio que han prestado al pueblo de Guerrero.
Indicaron que este “levantón” es un mensaje al grupo de 170 elementos de la Policía Estatal que fueron despedidos, y su finalidad es la de desintegrar al grupo de inconformes, que demanda la reinstalación en las filas de la Policía Estatal de los elementos que se inconformaron por el alargamiento de la jornada laboral y la disminución de los días de descanso.
Consideran que estas amenazas y hostigamiento para los  despedidos es debido a que se acerca la fecha de la audiencia por la demanda laboral que interpusieron y en ella se podría determinar que todos los policías que fueron cesados de manera irregular sean reinstalados, pues no se cumplieron formalidades para su despido, pues no hubo las notificaciones que marca la ley, además de que no se les otorgó su derecho a defenderse en un proceso ante la Comisión de Honor y Justicia.
Ante esta situación hicieron un llamado al Gobierno del Estado y Federal, que cese el hostigamiento en  su agravio
Los ex policías, reiteraron que no están metidos en cosas ilícitas, ni andan buscando problemas con el gobierno, lo único que pidieron es respeto a su integridad y la de sus familias.
Permanecieron en la explanada de la Coddehum durante media hora, donde entregaron una queja, para quede constancia de las amenazas, y dijeron que, de ocurrirle algo a cualquiera de ellos, hacen responsable al titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Pedro Almazán Cervantes. No dijeron por qué razón. (Por Abel Miranda Ayala)

No hay comentarios.: