viernes, agosto 11, 2017

Demandará la SEDATU a otras doce constructoras por casas mal hechas



Baltazar Jiménez Rosales

En el transcurso de la próxima semana, la delegación estatal de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) demandará penalmente a otras 12 empresas constructoras por haber incumplido con la construcción de viviendas para los damnificados por la tormenta tropical “Manuel” y el
huracán “Ingrid” desde hace cuatro años, informó el delegado de esta dependencia en Guerrero, José Manuel Armenta Tello.
Con las demandas penales que se interpondrán a partir de la próxima semana serán 17 las empresas constructoras sometidas a proceso jurídico, pues la idea es obligarlas a que cumplan con los contratos que en su momento firmaron.
El funcionario federal recordó que a principios del año pasado, la SEDATU presentó ocho demandas penales en contra de cinco  empresas constructoras por no haber cumplido con la construcción de viviendas para los damnificados de los dos fenómenos hidrometeorológicos ya mencionados, pero en los próximos días interpondrá 12 denuncias para igual número de compañías.
En total, indicó, serán 17 las empresas constructoras demandadas por la SEDATU correspondientes a 20 contratos, con la aclaración de que la gran mayoría son foráneas.
Señaló que los motivos por los cuales la SEDATU demandará penalmente a estas empresas constructoras son desde el abandono de las obras por las cuales fueron contratadas, conceptos cobrados no ejecutados y mala calidad en las edificaciones que sí fueron terminadas.
Mencionó que en el caso de las primeras ocho demandas que fueron interpuestas a principios del año pasado en contra de cinco empresas constructoras fue por el caso del  fraccionamiento Nuevo Mirador, ubicado al sur de esta capital del estado, “en donde de entrada estamos solicitando la demolición de 32 viviendas”.
Sin embargo, Armenta Tello señaló que los daños que presentan estas 32 viviendas que necesitan ser demolidas por el riesgo que representan para las demás no son los únicos, ya que hay otras que ya presentan afectaciones.
“Yo he insistido: han seguido presentando deterioro las otras casas que incluso se encuentran ocupadas, en donde se ha tenido que solicitar de manera reiterada a la empresa constructora que acuda a arreglar defectos por filtraciones o asentamientos que han tenido las viviendas”, apuntó.
Al respecto, dejó en claro que “las veces que sean necesarias y hasta que la SEDATU lo considere y hasta que a satisfacción reciba los trabajos se continuarán haciendo reparaciones hasta que queden resueltos los problemas.
Señaló asimismo que de acuerdo al dictamen de Protección Civil, además de las 32 viviendas que necesitan ser demolidas en el fraccionamiento Nuevo Mirador, las casas colindantes corren riesgos, por lo que es necesario que las familias salgan temporalmente de ellas en lo que se ejecutan los trabajos.
En este sentido, indicó que habrá de estar muy vigilante y acatará todas las observaciones que haga Protección Civil principalmente para evitar que algún habitante de ese fraccionamiento corra riesgos.
Destacó que la empresa constructor no tiene otra alternativa más que atender todos estos problemas, que presenta el fraccionamiento, “y por eso precisamente se interpusieron las demandas penales.
Refirió que el fraccionamiento Nuevo Mirador, “es el que nos está ocasionando mayores problemas por encontrarse en la capital del estado, y porque las viviendas son inhabitables de acuerdo a dictámenes emitidos por la Secretaría de Protección  Civil del gobierno del estado”.
Dio a entender que no se debió haber optado por la colocación de casas prefabricadas en El Mirador, sino que lo más sano hubiera sido construirlas en el lugar porque habría generado mayores fuentes de empleo.

No hay comentarios.: