sábado, diciembre 19, 2015

No me encontraron nada, dice el alcalde de Cocula

Aun cuando fue detenido y arraigado por 43 días bajo la presunción de que estaba coludido con la delincuencia organizada por haber sido capturado en la compañía del jefe de un grupo delincuencial, el presidente municipal de Cocula, el perredista Erick Ulises Ramírez Crespo, no contrademandará a
la Procuraduría General de la República (PGR) por daño moral.
Lo que sí lamentó es que al estar arraigado, el municipio de Cocula perdió 140 millones de pesos que ya estaban comprometidos y que serían ejercidos en obras, programas y acciones, pero que ahora ya no llegarán porque no pudo continuar con las gestiones para ello.
El alcalde de Cocula fue entrevistado durante la visita que ayer hizo al Congreso del Estado para recibir la contestación al oficio que envió para solicitar su reincorporación al cargo.
Ahí, ante una “nube” de reporteros de medios locales y nacionales que lo asediaban con infinidad de preguntas, el alcalde prácticamente dijo que al salir del arraigo que le impuso la PGR dará “borrón y cuenta” nueva, pues enfáticamente expresó que no demandará a esa dependencia federal por daño moral al prácticamente señalarlo de estar coludido con la delincuencia organizada.
Lo que sí lamentó es que debido a que ya no continuó con la gestión necesaria, su municipio ya no recibirá 140 millones de pesos por parte de la federación, de los cuales 110 millones eran para 66 obra de beneficio social; 20 millones de pesos para la construcción del Hospital Básico Comunitario, y siete millones de pesos para el Polideportivo, entre otras obras.
Cuestionado respecto a la investigación a la que fue sometido por parte de la PGR durante los 43 días en los que estuvo arraigado, Ramírez Crespo indicó que la dependencia federal investigó sus cuentas bancarias particulares, las cuales “congeló”, sus propiedades, vehículos, teléfonos y los recursos que ejerció durante la campaña político electoral por la Alcaldía de Cocula.
Al respecto, el edil de ese municipio de la región Norte del estado enfatizó que la PGR no encontró absolutamente nada que lo culpara: “yo ya dije que respondo por lo mío, no por las personas que están a mi alrededor, ni respondo por mi familia”.
Indicó asimismo que antes de tomar la decisión de regresar a la Presidencia Municipal de Cocula, primero lo consultó con su familia y con la gente que lo apoyó para llegar al cargo y señaló asimismo que desde que salió de su arraigo no ha sido amenazado por ningún grupo de la delincuencia organizada.
Dijo además que a pesar de que no cuenta con ningún policía preventivo municipal desde octubre del año pasado, la Seguridad Pública en el municipio corre a cargo de la Policía Federal, por lo que Cocula está tranquilo. (Baltazar Jiménez Rosales)

No hay comentarios.: