jueves, diciembre 31, 2015

No acudió Javier Saldaña al homenaje a los Mártires del 30 de diciembre de 1960

Con la notoria ausencia del rector de la Universidad Autónoma de Guerrero, Javier Saldaña Almazán, se realizó ayer el acto conmemorativo a los denominados Mártires del 30 de Diciembre de 1960, en su 55 aniversario luctuoso.

En esa fecha, marca la historia, tropas del Ejército dieron muerte en esta capital a 19 personas que participaban en la lucha por lograr la autonomía universitaria.
En el evento como cada año, se congregaron en la Alameda “Francisco Granados Maldonado”, quienes en “el 60” fueron dirigentes del movimiento estudiantil, y sus familias, el acto fue citado a las ocho de la mañana y se anunció la presencia del Rector de la UAGro, Javier Saldaña, y se esperaba confirmación del gobernador Héctor Astudillo Flores, sin embargo casi a las diez de la mañana personal de la ayudantía del gobernador confirmó que el mandatario no asistiría.
Debido a que el gobernador canceló su asistencia al evento el rector también decidió no ir al acto solemne y sólo de entre los funcionarios que ya estaban presentes se “comisionó” uno para que lo representara.
El fotógrafo Constantino Salmerón, quien documentó gráficamente la masacre del 60, calificó la inasistencia del rector como una falta de respeto, “él tiene su trabajo gracias a la lucha de los años 60, incluso estudió gracias a estas 19 personas que ofrecieron su vida porque Guerrero tuviera una universidad donde sus jóvenes se prepararan”.
Dijo que del gobernador se entiende que no asista, a pesar de que en otras ocasiones ha asistido y también él es egresado de las aulas universitarias, pero el rector no tiene excusa, “él debió estar en este lugar porque no debe olvidar el origen de la Universidad”.
El sobreviviente del 60, también calificó como inadecuado que el rector haya modificado la legislación universitaria para poder reelegirse, “esas actitudes ególatras van en contra del espíritu de la lucha del 60, esa lucha en que hombres y mujeres ofrecieron su vida para tener una universidad respaldada por el pueblo”, dijo.
En contraparte Constantino Salmerón reconoció los avances de la máxima casa de estudios en materia de educación a los indígenas, pues en esta institución se abren espacios para que nuestros hermanos tengan oportunidad de progreso, “lamentablemente las oportunidades para los campesinos, para los indígenas, no han sido suficientes y por eso a las comunidades marginadas llegan los narcotraficantes y con dinero en mano obligan a los campesinos a sembrar enervantes en lugar de maíz, eso es lo que se tiene que combatir en este momento”, concluyó. (Por Abel Miranda Ayala)

No hay comentarios.: