miércoles, diciembre 09, 2015

Negligencia de Educación Guerrero por “colados” en el examen de evaluación

Maestros que presentaron su examen de evaluación en el Foro del Mundo Imperial en Acapulco la semana pasada y que se vieron envueltos en una agresión por integrantes de la CETEG en el momento de realizar su examen acusaron a la Secretaría de Educación Guerrero por su negligencia en
la elaboración de las listas de quienes presentarían ese examen.
Como todos sabemos, a los pocos momentos de iniciarse la evaluación a cerca de tres mil maestros, a una señal 70 maestros de levantaron de sus asientos y coreando consignas se dedicaron a desconectar equipos de cómputo, dañar muchos más y exigir la suspensión de la evaluación.
Se generó un enfrentamiento verbal que a punto estuvo de provocar violencia física pero sí se logró el miedo de muchas profesoras, gritos y caos generalizado hasta que se controló a los agresores.
Personal técnico se dio a la tarea de volver a conectar equipos y servidores y luego de un buen rato se realizó la evaluación pero no se llegó a dos mil el número de evaluados ya que fue imposible hacerlo.
Hubo un segundo examen que se realizó el viernes y ello provocó un día de desgracia para Acapulco ya que ante la pasividad oficial los disidentes bloquearon la Avenida de las Nacional en la zona Diamante y la Costera Miguel Alemán a la altura del Parque Papagayo fracturando así la circulación vial en todo el puerto y el que tanto residentes como turistas estuviesen atrapados por horas hasta que los cetegistas se retiraron, ya por la tarde.
Al momento del boicot y después de él, el Secretario de Educación Guerrero, José Luis González de la Vega señaló enfático que estaban identificados ya 30 de los maestros que boicotearon la evaluación y que aparte de una demanda por los daños serían cesados de su cargo.
Ya han pasado varios días y no se ha informado sobre esos despidos, lo que hace suponer que fue pura boca y por estricto miedo de las autoridades los cetegistas vándalos seguirán teniendo al Estado bajo sus caprichos y terquedad cuyo único fondo es su propia impreparación para enfrentar un examen.
Así pues, con su actitud pasiva e irresponsable, la Secretaría de Educación Guerrero es la que propicia que sigamos teniendo una crisis generalizada en Guerrero cuya principal industria, que es el turismo, recibe golpe tras golpe y la gente en Acapulco y en Ixtapa ya no tiene para comer pero ahí están los maestros disidentes cobrando bien rico apapachados por las autoridades de la SEG.

No hay comentarios.: