lunes, diciembre 28, 2015

Implementará el gobierno estatal racionalidad financiera en 2016

El secretario de Finanzas y Administración del Gobierno del Estado, Héctor Apreza Patrón, confirmó que debido a la crítica situación financiera que se vislumbra para el próximo año se tiene que implementar un proceso de racionalización del gasto en el que no se descarta el despido de
trabajadores para adelgazar la nómina.
El funcionario adelantó que por encima de cualquier circunstancia se tiene que respetar los derechos de los trabajadores, por ello, en caso de que exista necesidad de prescindir de los servicios de algún trabajador se tiene que hacer respetando el estricto marco de la ley.
Indicó que en este momento aún no se tiene un diagnóstico preciso de cuántos trabajadores serán separados de su empleo dado que apenas se está analizando la información que se recibió en el proceso de entrega recepción y se está revisando en el campo, “en los meses que pasaron teníamos como prioridad conseguir los recursos financieros para garantizar el pago de salarios, el pago de aguinaldos y las prestaciones, mismo que se realizó de manera puntual”.
Se le insistió si se tiene un estimado de cómo habrá de adelgazarse la nómina que mucho se ha señalado que representa el mayor gasto del Gobierno del Estado, a lo que respondió “no me gusta hacer declaraciones sin tener los diagnósticos correspondientes, es como cuando un médico diagnostica sin tener los análisis clínicos, le puede fallar”, sin embargo confirmó que sí se tendrán que impulsar acciones importantes para racionalizar el gasto.
“Vamos a ir con calma, pero lo que si se garantiza es un proceso de racionalización del gasto público, con extrema transparencia”.
Adelantó que con la Secretaría de Hacienda también se prevé establecer un nuevo modelo financiero para la aplicación de los recursos y de revisión de éstos, “con ello se pondría a Guerrero como punta de lanza en el país, generando un modelo de transparencia y correcto ejercicio de los recursos públicos donde se garantizará que los recursos se van a aplicar bien y donde deben de aplicarse, sin que haya desvíos, ni malos manejos, ni nada por el estilo”.
Finalmente se le preguntó al funcionario que proyección se tiene en materia financiera para Guerrero en el 2016,y respondió “se visualiza un año con enormes restricciones financieras que obliga a que el gobierno tenga un programa de racionalidad en el gasto público muy importante, principalmente en las áreas de educación y salud”.
Sin embargo indicó que estas restricciones no serán suficientes para sanear a corto plazo el enorme déficit financiero que se tiene en el estado, pues lo que duró tantos años en descomponerse tardará otro lapso igual en recuperarse, sin embargo confió que cuando termine el gobierno de Héctor Astudillo, lo que se entregue será en condiciones mucho mejores a las que él recibió”. (Por Abel Miranda Ayala)

No hay comentarios.: