lunes, diciembre 14, 2015

Hay millonarios desvíos en la Secretaría de Salud: Auditoría Superior de la Federación

Al menos 100 millones de pesos fueron malversados en la Secretaría de Salud del Estado de Guerrero durante el año 2013, revela el último informe publicado en la página oficial de la Auditoría Superior de la Federación, entre las malversaciones se encuentran pagos a trabajadores que no tiene título y
por ende no podría haber desempeñado las funciones y el gasto de varios millones sin que exista una justificación, es decir simplemente desaparecieron el dinero.
El informe “colgado” en la página de internet, no especifica qué tipo de profesionistas son a los que se les pagó sin tener el título necesario para la función que desempeñaban pero de la muestra auditada el 10 por ciento de los trabajadores no presentó documentos que comprueben su escolaridad, “de una muestra de 50 expedientes de personal, se verificó que cinco servidores públicos carecen de la documentación que acredite la preparación académica requerida para el puesto bajo el cual cobraron durante el ejercicio fiscal 2013, lo que generó pagos improcedentes por 2,147, 700.80 pesos”, lo que significa que en promedio cada uno de estos trabajadores que no cuentan con el grado de estudios necesario recibió más de 30 mil pesos mensuales.
Por esta anomalía se realizó la observación correspondiente y la dependencia no subsanó la observación pro lo que se iniciaron los procedimientos administrativos correspondientes y se le asignó el número 13-A-12000-14-0764-06-003, en el que se presume un probable daño o perjuicio o ambos a la Hacienda Pública Federal.
La Auditoría Superior detectó también que en el año que se auditó la Secretaría de Salud, desaparecieron de las cuentas de la institución más de 40 millones de pesos, pues existe registro del ingreso de los fondos a las cuentas, pero no hay ninguna póliza ni justificación para que los recursos fueran retirados, Estos recursos se observaron en los expedientes 13-A-12000-14-0764-06-001 y 13-A-12000-14-0764-06-002 donde se establece en el primero una afectación de 10 millones 900 mil pesos “en los estados de la cuenta bancaria donde se administran los recursos del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud 2013 se detectaron ocho movimientos de cargo bancario, de los cuales los Servicios Estatales de Salud de Guerrero no presentaron evidencia de su registro contable y presupuestal, ni de la documentación comprobatoria y justificativa con la que se acredite las operaciones realizadas; tampoco presentaron evidencia de las gestiones realizadas ante la institución bancaria correspondiente para su aclaración”.
En la segunda observación se establece que la Secretaría de Salud no presentó evidencia de la documentación comprobatoria y justificativa de las operaciones realizadas que fueron registradas contable y presupuestalmente mediante seis pólizas de egresos y una de diario que amparan la salida de recursos por 32 millones 744 mil 900 pesos de la cuenta bancaria en donde se administran los recursos del FASSA 2013, por lo que se presume un probable daño o perjuicio o ambos a la Hacienda Pública Federal.
En el año auditado el gobierno de Guerrero ejerció en el Sector Salud tres mil 179 millones de pesos que fueron ejercidos al cien por ciento y de estos el 85 por ciento se gasto en servicios personales lo que representa más de dos mil 729 millones, mientras que al rubro de medicamentos sólo se destinaron 72 y medio millones de pesos, Otros 17 millones de pesos “mal ejercidos” se utilizaron para el pago de prestaciones laborales como primas vacacionales, bono de día de reyes, estímulo de antigüedad estímulo al personal, día del trabajador y día de las madres, a pesar de que estos son conceptos no se prevén en las Condiciones Generales de Trabajo de la Secretaría de Salud, tampoco son rubros que se puedan financiar con recursos del fondo.
La auditoría corresponde al año 2013, se realizó durante el año 2014 y se publicó en el 2015, por eso es la última que ha dado a conocer la Auditoría Superior de la Federación, sin embargo a mediados del 2016 se presentará la auditoría del año 2014 en la que se presume tiene muchas más anomalías.
Cabe señalar que en su comparecencia ante el Congreso del Estado, el Secretario de Finanzas y Administración del Gobierno Estatal, Héctor Apreza Patrón, reveló que las observaciones de la Auditoría Superior de la Federación, que heredó la actual administración ascienden a más de 8 mil millones de pesos, mismas que significarán la devolución de michos millones al gobierno federal y el inicio de procesos administrativos y penales para muchos ex funcionarios. (Por Abel Miranda Ayala)

No hay comentarios.: