lunes, diciembre 28, 2015

Explica Anacleta López Vega bondades del nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio

El nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio vendrá a combatir la impunidad y la corrupción en la impartición de justicia que se da entre policías, agentes del Ministerio Público, jueces, secretarios de acuerdos y proyectistas y evitará la acumulación de rezago como actualmente ocurre en el Poder
Judicial, que en gran parte deriva de prolongados procesos judiciales, reveló la ex secretaria ejecutiva de la Comisión para la Implementación del Sistema de Justicia Penal Acusatorio en el gobierno del estado, Anacleta López Vega. La ex funcionaria estatal señaló asimismo que este nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio acortará los juicios toda vez resolverá en lo inmediato los delitos menores a través de la mediación y la conciliación, y ello evitará la saturación de los reclusorios y permitirá que la sociedad vea en tiempos reales cómo actuarán las autoridades para resolver asuntos porque tendrán la posibilidad de estar presentes en las salas de juicios orales. Explicó que al momento de los juicios el juez resolverá los asuntos en base a las aportaciones que hagan jueces, agentes del Ministerio Público, acusados y acusadores, con lo que se abreviarán los procesos y las diligencias se realizarán en una hora o en menor tiempo. Aclaró que el juez de control que tendrá bajo su responsabilidad los asuntos, no intervendrá en el proceso donde se dicte la sentencia “para no viciarlo”. Destacó que la ventaja de este nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio, es que el 80 por ciento de los asuntos que lleguen a los juzgados serán resueltos a través de la mediación o de la conciliación, “lo cual significa que la víctima siempre estará asegurada para llevar a cabo la mediación en el pago de la reparación del daño”. “Es decir, ahora la víctima tendrá un abogado igual que el del acusado que se les llamarán asesores jurídicos, y si la parte agraviada nota que no está siendo debidamente defendida en sus derechos, en esos momentos puede pedirle al juez que no está de acuerdo y que vuelvan a hacerse las cosas”, agregó. Además, ese 80 por ciento de los casos que llegue a los juzgados, los acusados ya no pararán en la cárcel porque estará de por medio la mediación y la conciliación para resolver las controversias. Explicó que los juicios se abreviarán aún más cuando él o los acusados admitan su culpabilidad, y aporten información de otros participantes en el hecho delictivo que se le imputa, y a cambio pide que le ayuden con la pena, “con lo que el Estado ya no gastará en estar llevando un juicio oral o una ejecución de sentencia”. Aclaró que los delitos graves no entrarán en el nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio “porque esos no tienen mediación, tales como el secuestro, la violación, el homicidio y mucho menos la delincuencia organizada”. La mediación sólo aplicará en asuntos que son específicamente de carácter privado, en donde la víctima puede disponer de su bien jurídico tutelado. Por ejemplo en un fraude la persona puede recurrir a un arreglo sin necesidad de que el acusado llegue a la cárcel y sin necesidad de conseguir que le paguen, porque la víctima lo que busca es la reparación del daño, y nunca le ha funcionado que con la gente en la cárcel sea resuelto su asunto. La abogada dijo que otras de las ventajas del nuevo sistema de justicia es que abatirá el rezago en el Poder Judicial, “y la gente ya no recurrirá a la compra de la justicia; además de que la gente ya no quiere que la policía o el Ministerio Público les pida dinero. En suma, combatirá la corrupción y la impunidad y habrá pleno respeto a los derechos humanos”. (Baltazar Jiménez Rosales)

No hay comentarios.: