jueves, diciembre 17, 2015

Detiene PGR a ex alcalde priista de Cocula, César Peñaloza, por vínculos con el crimen

Iguala, Gro.— El presidente municipal de Cocula durante el periodo 2012-2015, el priista César Miguel Peñaloza Santana, fue detenido este miércoles en esta ciudad, en acatamiento de una orden de aprehensión por el probable delito de delincuencia organizada.

De acuerdo con el comunicado 905-15 emitido al filo de las 22:30 horas de ayer, por la Procuraduría General de la República (PGR), la detención del ex acalde estuvo a cargo de elementos de la Policía Federal y de la Secretaría de la Defensa Nacional, este día en Iguala. Precisa el boletín que “como resultado del ejercicio de la acción penal, el Ministerio Público de la Federación adscrito a la Subprocuraduría Especializada en Investigación en Delincuencia Organizada (SEIDO), solicitó y obtuvo una orden de aprehensión en contra de quien fuera presidente municipal de Cocula, Guerrero, en el periodo 2012-2015, como probable responsable en la comisión del delito de Delincuencia Organizada, bajo la hipótesis de cometer delitos Contra la Salud, en su modalidad de fomento”.
Dicho mandamiento fue cumplimentado por elementos de la Policía Federal de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), y por efectivos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), tras haber sido librado por un Juez de Distrito en el estado de Guerrero. 
Agrega que con esto “la Procuraduría General de la República refrenda su compromiso de investigar, perseguir y poner a disposición de la autoridad jurisdiccional a quienes se coloquen fuera del marco de la ley”. 
César Miguel Peñaloza Santana fue implicado en los hechos de Iguala del 26 y 27 de septiembre de 2014 en que murieron seis personas y 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa fueron, de acuerdo con la versión de la PGR, incinerados en el basurero de Cocula. Cocula es colindante con Iguala y se ha acreditado que el grupo criminal Guerreros Unidos operaba (u opera) en ambos municipios, entre otros de la región Norte del estado. 
Tras los hechos de Iguala, 17 policías de Cocula, incluido el director de Seguridad Pública, Salvador Bravo Bárcenas, fueron detenidos y procesados por sus vínculos con este grupo de la delincuencia organizada y como responsables, además, del delito de desaparición forzada y homicidio.
Al poco tiempo, el 14 de octubre, el alcalde priísta, Peñaloza Santana, fue citado a declarar sobre los hechos de Iguala, pero no fue detenido.
Fue hasta diciembre del 2014 que la PGR lo detuvo y mantuvo arraigado por su presunto involucramiento con los Guerreros Unidos, a quienes presuntamente daba protección. Sin embargo, un juez de Tamaulipas ordenó su liberación a los pocos días con el argumento de que la PGR no aportó las pruebas suficientes para su reclusión. César Miguel Peñaloza Santana es considerado el eslabón clave para descubrir toda la verdad en estos hechos de sangre que derivaron en la encarcelación del presidente municipal de Iguala, José Luis Abarca Velázquez y su esposa María de los Ángeles Pineda, y la posterior dimisión de Ángel Aguirre Rivero al cargo de gobernador.
Iniciado el proceso para la sucesión de la gubernatura, ayuntamientos y diputaciones en Guerrero, el Partido de la Revolución Democrática reclamó siempre que la no detención de Peñaloza Santana era por motivos políticos, para no verse afectado el PRI en las elecciones, como sí le ocurrió al PRD, que perdió el control del gobierno estatal y la mayoría de ayuntamientos.
Otro alcalde de Cocula, el actual, Erick Ulises Ramírez Crespo, fue detenido por elementos del Ejército y de la Policía Federal el pasado 30 de octubre en Cuernavaca, Morelos, cuando se encontraba en compañía de Adán Senén Casarrubias Salgado, “El Tomate”, uno de los líderes de la organización criminal Guerreros Unidos, pero al cumplirse los 40 días de arraigo, fue liberado y estaría a punto de reincorporarse a sus funciones edilicias. (www.agenciairza.com)

No hay comentarios.: